martes, 5 de octubre de 2010

Sustitución de importaciones: ¿solución para la industria local?

El Gobierno planea impulsar la industria local a través de la sustitución de importaciones. Una política positiva para unos y negativa para otros ¿por qué?. Por un lado se dice que mejora la producción y productividad de determinados sectores, pero por otro, se advierte que eleva los precios del mercado y no mejora la calidad de los productos.

Primero hay que entender qué es la sustitución de importaciones. Carol Chehav, técnica del Observatorio de Comercio de Exterior (OCE), explicó que “se trata de dejar de importar determinados productos para reemplazarlos con la producción nacional”.

De ahí que esta política se aplica a sectores que registran altos índices de importaciones (tanto insumos, productos, como materia prima). En el caso de Ecuador, los productos de los sectores: automotriz, textil, de calzado y del papel son entre los que más se importan porque la industria local no produce suficiente o no puede competir con los productos extranjeros (ya sea por precios o calidad).

Entonces ¿cómo dejar de comprar al mercado internacional si el nacional no está en capacidad?. Mediante “la sustitución de importaciones que involucra dos medidas básicas: medidas de protección y de mejoramiento de la producción”, indicó Chehav.

Restricción de importaciones
El objetivo de las medidas de protección es poner trabas a las importaciones para así darle la oportunidad a la industria nacional. Esto a través de mecanismos como la aplicación y aumento de aranceles e incluso la aplicación de normas de cumplimiento que los productos internacionales deberían cumplir para poder ingresar al país.

Justamente este punto es el que tiene detractores. Julio José Prado, director de investigación de la Escuela de Negocios (IDE), es uno de ellos. Su tesis es que esta política “eleva los precios, no promueve la calidad de los productos y distorsiona el mercado”.

Prado demuestra su argumento con un estudio aplicado al sector calzado luego de la aplicación de las salvaguardias a este sector (aumento de aranceles). Él encontró que cuando se aplicaron las salvaguardias los precios del producto nacional aumentaron, pero la calidad no mejoró. Eso se comprueba con la inflación del sector calzado que aumentó con la aplicación de la medida.

En su estudio sostiene textualmente: “al poner restricciones a la importación o un alto arancel, inmediatamente se genera una escasez en el mercado, esto por sí solo va a causar precios más altos”.

Una medida monetaria
Por su parte, Pablo Dávalos, analista económico, indicó que estos resultados son lógicos porque “las medidas de protección, en el caso del Ecuador y de la política de este Gobierno, sólo busca que los dólares no salgan del país. Se trata de una medida de carácter monetario, no contempla calidad ni precios”.

De ahí que Chehav apuntó que la sustitución de importaciones debe ser complementada con medidas de protección (al inicio del proceso) y las medidas de mejora de la industria. Es decir, “mientras se restringe las importaciones se debe ayudar a que la industria se desarrolle, con incentivos al sector, transferencia de tecnología, asistencia técnica, créditos”.

Sin embargo, Prado concluyó en su estudio, que esto sólo produce una cosa: sectores dependientes de la medida y que sin ellas volverían a decaer.

Fuente: La Hora

Temas Relacionados por Categoria



Ultimas Noticias Via Facebook

Siguenos en Twitter -> @todocomex

Suscribase al Boletín de Noticias

  © TodoComercioExterior Derechos Reservados por TodoComercioExterior 2010

Regresar al PRINCIPIO  

stats counter